Presidenta de Deputación, Carmela Silva, señala que la salida de Maersk de Vigo se debe a la gestión "nefasta" del ex presidente del Puerto, López-Chaves

R
IAS BAIXAS TRIBUNA / Redacción)
Carmela Silva
 La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha asegurado que la decisión de la multinacional Maersk de trasladar su tráfico de contenedores al puerto de Marín es debida a una gestión "nefasta" del anterior presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López-Chaves. A preguntas de los periodistas, Silva ha responsabilizado directamente a López-Chaves, actual delegado de la Xunta en Vigo, de su gestión al frente del puerto, cuyos resultados "empiezan a verse ahora". Silva, que también es teniente de alcalde en Vigo, ha lamentado las recientes declaraciones del actual presidente del puerto vigués, Enrique López Veiga, que aseguró desconocer que la naviera iba a trasladar su tráfico de contenedores a Marín. "Vaya papelón. A mí no me gustaría que me preguntasen por algo que gestiono yo y de lo que no sé nada ", ha afirmado la presidenta de la Diputación.
 Esta noticia, ha añadido, es "muy preocupante" para toda el área metropolitana de Vigo, ya que la marcha de Maersk afecta, según sus cálculos, a más de cincuenta empresas de la comarca que llevan "docenas de años" trabajando en las instalaciones viguesas. La salida de la multinacional danesa puede "poner en peligro" a estas empresas y sus trabajadores, por lo que Silva ha apuntado que los gestores políticos del puerto "lo tienen que solucionar"