La plaga se extiende...

Dedicaba MORRAZO TRIBUNA un reportaje especial, en su último número impreso, a la plaga de "chepas"/"lombos" que asola a los automovilistas en poblaciones como Pontevedra y otras. La plaga se extiende. Y ahora no son pocos los pueblos en donde el alcalde de turno, imitando al pontevedrés, siembra estos obstáculos donde les viene en gana -o los vecinos le pisen los callos-. Y si lo hicieran bien, con medidas adecuadas, rampas de acceso y salida suaves, aún tendría un pase. Pero es tal el número de barbaridades con que nos encontramos que solo cabe echarse las manos a la cabeza. Véase el caso del casco urbano de Salvaterra do Miño, por ejemplo, que es bestial lo que allí te encuentras : ni siquiera a 10 por hora evitas el impacto (y daño en amortiguadores) de tu vehículo. Es el país de jauja, donde el regidor de turno hace lo que le sale de las pelotas - JUAN de la OLIVA