6/4/16

CIRUJANOS DE POVISA REIMPLANTAN CON ÉXITO UN BRAZO AMPUTADO TRAS UN ACCIDENTE LABORAL

RIAS BAIXAS TRIBUNA / Redacción)


El suceso tuvo lugar hace dos semanas en las obras del AVE a su paso por Laza (Ourense)

El paciente, Óscar González, compareció hoy en rueda de prensa junto a los médicos que le intervinieron




El pasado 23 de marzo, Óscar González sufrió la amputación de un brazo mientras trabajaba con una máquina en las obras de un túnel del AVE a su paso por la parroquia de Cerdedelo, en Laza (Ourense). Su extremidad llegó colgando por apenas un tendón. Hoy, quince días después de aquel suceso, Óscar comienza a tener sensibilidad en los dedos de su brazo accidentado y mañana podrá ser dado de alta.

Se trata de un nuevo hito dentro de la ya dilatada historia de Povisa en el ámbito de la cirugía reconstructora y los reimplantes, y que hoy fue explicado ante los medios de comunicación por los doctores Enrique Moledo y Beatriz Postigo, cirujanos del servicio de Cirugía Plástica y Reconstructora, y Rafael Otero, cirujano del servicio de Traumatología, acompañados por el director asistencial del hospital, Luis Geremías, y por el propio paciente.

El doctor Enrique Moledo, con una larga experiencia en este tipo de intervenciones y coordinador de una operación que se alargó durante más de 7 horas, destacó en primer lugar la buena actuación del 061, que trasladó al herido desde el lugar del accidente en poco más de una hora, lo cual resulta “clave en casos como éstos, donde el tiempo corre en contra”. El brazo de Óscar sufría una “amputación incompleta”, es decir, que estaba unido apenas por algún tendón, por lo que el doctor Rafael Otero se encargó de estabilizar los huesos y, posteriormente, el equipo de cirugía plástica y reconstructora procedió, utilizando las técnicas más avanzadas de microcirugía, a “reconectar” los vasos sanguíneos y, finalmente, los nervios y tendones.

El director asistencial de Povisa, Luis Geremías, explicó por su parte que esta operación es un reflejo del “la excelencia en el nivel de calidad asistencial de este hospital, reflejada en este y otros casos, y también en acreditaciones como la Joint Commision y los premios más prestigiosos de España”.

Por su parte, el paciente, Óscar González, agradeció el trabajo y la atención recibidos por el personal médico y de enfermería de Povisa, y reconoció que cuando llegó al hospital no contaba con recuperar el brazo. Ha comenzado a mover los dedos y, en ese sentido, el Dr. Moledo apuntó que por delante queda un largo trabajo de recuperación y rehabilitación para que poco a poco vaya recuperando la funcionalidad.

En Povisa, un equipo multidisciplinar de seis médicos –pertenecientes a los servicios de Cirugía Plástica y Reconstructora, y Traumatología- están especializados en macro y micro reimplantes, de los cuales se realizan unas 50 intervenciones anuales.