Un mes de hallazgos y descubrimientos en Castro de Alobre

Los arqueólogos de la Diputación que trabajan en el castro de Vilagarcía hallaron cerámicas de importación, dos acus crinalis, varios fragmentos de pinzas y cuatro fíbulas
Ya ha pasado un mes desde que el equipo de arqueólogos de la Diputación de Pontevedra comenzara los trabajos en Castro de Alobre, en Vilagarcía de Arousa. Ahora los técnicos están sacando las primeras conclusiones, que llevan a afirmar que existen varios niveles de ocupación, documentándose un conchero que amortiza una estructura anterior y elementos constructivos posteriores a la formación del depósito de conchas.
La excavación, que sigue la secuencia estratigráfica, por lo que todavía no se han obtenido los depósitos sellados por el conchero, ha dado frutos de especial interés, como la aparición de cerámicas de importación como Terra Sigillata Hispanica y cerámica Campaniense B, de origen itálico, y restos de ánforas como la Haltern  70 y la Dressel 20, ambas de origen bético. Entre los hallazgos más sobresalientes destacan varias piezas de bronce, dos acus crinalis (adorno femenino muy apreciado y frecuente entre las mujeres romanas, que empleaban estos objetos para confeccionar su peinado entre los siglos I d. C. y IV d. C.), varios fragmentos de pinzas y cuatro fíbulas, todas ellas documentadas en el depósito que cubre el conchero.
La intervención arqueológica que la Diputación de Pontevedra desarrolla en Castro de Alobre, en Vilagarcía de Arousa, que se extenderá hasta junio, está enmarcada en el protocolo firmado entre la Diputación de Pontevedra y el Ministerio de Fomento para la puesta en valor de 18 yacimientos galaico-romanos de la provincia de Pontevedra.
En Castro de Alobre la institución provincial realiza tareas para acondicionar el sector visible y su entorno inmediato, así como actuaciones encaminadas a evitar alteraciones de las estructuras; a la consolidación y restauración de los restos exhumados; a la recreación de elementos singulares; a la instalación de elementos para facilitar la circulación del visitante por el yacimiento, impulsando la accesibilidad; a la instalación de elementos explicativos que contribuyan a explicar el yacimiento; y a la iluminación del área de intervención.

A través de la excavación se prevé la aparición de estructuras y materiales arqueológicos que permitirán profundizar en el conocimiento del yacimiento de Castro de Alobre. El equipo de técnicos de la Diputación de Pontevedra espera que, a lo largo de este mes, los hallazgos continúen aumentando y pueda definirse la utilidad del área que se está excavando. En este contexto, se pretenden aportar datos para conocer mejor las relaciones comerciales de la fase final de la cultura de los castros en su tránsito hacia otras formas de ocupación del territorio en las Rías Baixas, así como comprender cómo la cercanía del medio marítimo y la pesca eran la base de su economía y subsistencia.