11/3/16

Gómez Besteiro : "el investigado", capítulo 2. La jueza Pilar de Lara de nuevo...

Besteiro y Sánchez, tan contentos hace unas horas atrás.
José Ramón Gómez Besteiro ya tiene 10 imputaciones encima. Desde este viernes, en que se ha sabido que es investigado por lo que ya se sabía y por 6 cuestiones más, Besteiro está contra las cuerdas -dado que aspira a ser candidato a la Xunta por el PSOE- y que Ciudadanos, en su pacto con los socialistas, hablaba de exigir que los imputados (ahora se llaman investigados) se queden fuera del juego político.
24 horas antes de conocerse estas nuevas imputaciones que recaen sobre Besteiro, Pedro Sánchez le había dado su bendición política cara a aspirar a la presidencia de la Xunta. El propio Besteiro había protagonizado una semana de mucha presencia cara a los medios de comunicación, con su acto -por ejemplo- en Vigo, reivindicando la necesidad de "rescatar" el nuevo Hospital Alvaro Cunqueiro... En el inicio del fin de semana, Besteiro ha tocado a rebato y llamó a sus allegados de la ejecutiva gallega a un cónclave de urgencia, en donde les explicará cómo se siente y qué piensa hacer tras esta nueva oleada judicial de nuevas investigaciones de las que pasa a ser objeto.

La nueva imputación a Besteiro le supondrá ser investigado por presunto cohecho, supuesta prevaricación, presunto tráfico de influencias, presunto fraude a las administraciones públicas, supuesto fraude de subvenciones y presunto delito continuado de malversación de caudales públicas.
Todo ello en el marco de la llamada "operación El Pulpo". Se trata de una "investigación centrada en la Diputación de Lugo -que presidió Besteiro- sobre adjudicaciones ilícitas para favorecer a determinados grupos empresariales –entre ellos a Monbus–, la concesión fraudulenta de subvenciones o el pago irregular, bajo el epígrafe de "gastos sociales", de importantes cantidades de dinero para asistencia médica, viajes o comida", referían fuentes próximas al proceso.

La jueza Pilar de Lara, que dirige la "operación El Pulpo" además de a Besteiro, investiga a otras personas: el dueño de Monbus, un asesor de la Presidencia de la Diputación de Lugo y varios funcionarios de la corporación provincial.

El Juzgado de Instrucción nº1 de Lugo notificó dos autos en el marco de la denominada operación el Pulpo. En uno se acuerda levantar el secreto de una parte de las actuaciones,unos 8.000 folios. Y, en el otro, se establece la práctica de diligencias de investigación en las que solicitan documentación a la Diputación de Lugo y a entidades bancarias, además de la citación para declarar en calidad de testigos de seis personas. El secretario general de los socialistas gallegos, Gomez Besteiro, ha hablado ante la nueva imputación a través de un corto comunicado en el que lamenta "a inadmisible indefensión" a la que dice que está expuesto y explica al paso que "lamentablemente polo de agora" no puede facilitar publicamente "ningún tipo de explicación nin aportar información sobre este tema, xa que está baxo secreto de sumario".