17/3/16

Ence ofrece a las diferentes administraciones gallegas la firma de un Pacto para reforzar el compromiso de la empresa con el cuidado del entorno natural y con la sociedad de Pontevedra

La Junta General de Accionistas de Ence 
aprueba un dividendo complementario 
de 0,10 euros por acción.

·         El Plan Estratégico 2016-2020 permitirá a Ence doblar su EBITDA y el valor de la compañía.
·         El dividendo total repartido por Ence asciende a 0,144 euros por acción, un 44% más que en 2014. El precio medio objetivo de la acción se sitúa en 4,10 euros.

·         La empresa, que invertirá 60 millones en mejoras ambientales en sus fábricas, presenta a los accionistas el proyecto que permitirá reducir un 90% el agua que consume la fábrica de Pontevedra.

Presidente y Secretario del Consejo de Administración, durante
la Junta General
Ence - Energía y Celulosa pagará un dividendo complementario de 0,10 euros por acción que sumado al dividendo a cuenta del pasado mes de octubre se eleva a 0,144 euros. Así lo aprobaron los accionistas de la empresa durante su Junta General Ordinaria 2016. Este dividendo, que se hará efectivo el próximo 14 de abril, representa una rentabilidad del 4,7% sobre la cotización media de la acción de Ence en 2014 y supera en un 44% el repartido por la compañía un año antes.

El presidente de la compañía, Juan Luis Arregui, destacó “el importante papel que puede jugar Ence en la transformación del modelo energético gracias a su sólida experiencia en el terreno de la generación con biomasa, una tecnología energética estable, firme y respetuosa con el medio natural”. Y añadió que la producción de electricidad con biomasa, neutra en CO2, es la mejor solución para sustituir progresivamente a las centrales térmicas contaminantes. “Una alternativa no solo limpia, sino generadora de empleo rural y con la que se evitarían gran parte de los incendios”.

El Presidente de Ence reclamó, así mismo, “un tratamiento regulatorio justo para la cogeneración con madera, un combustible natural, autóctono y renovable, injustamente penalizado por la regulación en España, y que supone una desventaja frente a competidores de otros países que sí gozan de una retribución justa”.

Ence alcanzó en 2015 un beneficio neto de 50 millones de euros y un EBITDA ajustado de 200 millones. Además, la compañía redujo en un 15% su endeudamiento durante el pasado año y disfruta de una sólida posición de solvencia financiera: el ratio de deuda neta de Ence es de 1,2 veces el EBITDA ajustado.

El Vicepresidente y Consejero Delegado de Ence, Ignacio Colmenares, calificó de “titánico” el esfuerzo realizado para alcanzar estos resultados tras el impacto que tuvo la reforma eléctrica en los planes y los resultados de la empresa. Y recordó a los accionistas, además, que el Plan Estratégico 2016-2020 permitirá a la empresa doblar su EBITDA en el horizonde del Plan. Para ello, Ence realizará inversiones por valor de 662 millones de euros en ese periodo.

Compromiso con Pontevedra

Tras la consecución de la prórroga para el Centro de Operaciones de Pontevedra, uno de los dos en los produce pasta de celulosa para la exportación, la empresa acometerá importantes mejoras en su fábrica gallega en materia de competitividad y de fiabilidad medioambiental. Colmenares recordó que ya en 2015 la Comisión Europea distinguió a Ence por la trayectoria ambiental de esa fábrica desde el año 2000. Y anunció que la empresa trabaja para hacer de aquel Centro de Operaciones “un ejemplo mundial de sostenibilidad e integración”.

Colmenares se refirió a “una nueva Ence, una empresa moderna y competitiva, que llevará a cabo importantes proyectos que mejorarán sustancialmente el impacto ambiental, como el denominado “Nuevo Ciclo del Agua”, que permitirá reducir en un 90% el consumo de agua de la factoría. Así mismo, Ence está trabajando ya a fondo en la integración paisajistica de la fábrica y en la eliminación de olores, vapores y ruidos, proyectos que servirán para hacer lo que podríamos denominar una nueva fábrica. Más eficiente, más competitiva y aún mejor en materia ambiental. Ence Pontevedra es ya la mejor fábrica europea de su sector en gestión ambiental y la vamos a mejorar todavía más.”

El Vicepresidente y Consejero Delegado afirmó que “vamos a ofrecer a las diferentes administraciones gallegas la firma de un Pacto para reforzar nuestro compromiso con el cuidado del entorno natural y con la sociedad de Pontevedra. Queremos poner en marcha importantes iniciativas para la agro-industrialización de Pontevedra y Galicia, iniciativas basadas en la bioenergía y la generación de energía con biomasa, que generan empleo.”

“Y vamos a apoyar económicamente la ampliación de la depuración de aguas de la ciudad de Pontevedra, para solucionar definitivamente su problema con las aguas residuales y sus malos olores, que por desconocimiento e injustamente se nos atribuye. Gracias a esta última contribución, desaparecerá, de una vez por todas, la contaminación por coliformes de la Ría de Pontevedra causada por la depuradora de la ciudad. Un problema, del que no es responsable Ence y que tanto perjudica la explotación marisquera. Con ello vamos también a eliminar sus malos olores que como acabo de decir erróneamente nos atribuyen”, resaltó Ignacio Colmenares.

El Vicepresidente y Consejero Delegado de Ence, que también se refirió a las inversiones que se realizarán también en Navia para alcanzar la excelencia ambiental, recordó que “una fábrica no puede ser competitiva ni garantizar su futuro si genera molestias”.