El ex alcalde Carlos Príncipe promueve una "Asociación en Defensa de Vigo"

Carlos Príncipe
El ex alcalde de Vigo, Carlos Príncipe, promueve "junto a otros ciudadanos de más que notables inquietudes", la Asociación en Defensa de Vigo (AdeVigo)  que "echa a andar y lo hace con el firme propósito de constituirse en una plataforma abierta de debate con la ciudad como protagonista. Un foro con el que se pretende dar voz a sus habitantes, recogiendo el «pálpito de la calle» y abordando la multitud de problemas que brotan en el seno de una urbe de crecimiento extraordinario, cuya infraestructura ha sido rebasada por este fenómeno y cuyas carencias se manifiestan en buena parte de sus frentes". 
La entidad tendrá inicialmente como presidente a Carlos Príncipe, ex alcalde de Vigo, y se define como  "apolítica y de perfil heterogéneo". En su junta directiva están varios ex militantes del PSOE como el propio Príncipe o Óscar Lomba,  la ex concejal del PP, Teresa Cendón.... 
La entidad, en una nota, refleja que se declara "hondamente política" porque cree en "la benevolencia del activo político como el instrumento para fomentar ideas, discutir proyectos, elevar conclusiones y afirmarse en su condición de foro y elemento de discusión que fructifique en propuestas y planteamientos de consenso". Busca ser "herramienta de amplio espectro", tal y como apunta la propia AdeVigo en la nota emitida a los medios de comunicación, de ahí que esté compuesta por personas de variada procedencia y cuya participación pretenden ampliar a todo aquel que quiera sumarse al proyecto. "Una iniciativa que, en ningún caso aspira a generar enfrentamientos, sino a crear condiciones para el diálogo, la concordia y el mutuo acercamiento". 
Promoverán de inmediato encuentros monográficos y foros con vocación de "sumar argumentos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y que permita orientar el futuro a la conquista de una ciudad mejor. Recuperamos aquella vieja tradición de finales del siglo XIX y principios del XX que ayudó a hacer de Vigo la número uno de Galicia, presente en el mapa del mundo y que crecía en población porque ofrecía mejores oportunidades para sus ciudadanos, situación un poco diferente a la que vivimos hoy", se señala por los promotores del nuevo ente.