Carmela Silva apuesta por poner en marcha una ruta turística por los castros de la provincia de Pontevedra

Autoridades presentes en el acto celebrado en A Guarda
La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, acompañada de los diputados de Turismo, Cultura y Empleo, Santos Héctor Rodríguez, Xosé Leal y Montse Magallanes, respectivamente, el alcalde, Antonio Lomba, y otras autoridades del Ayuntamiento de A Guarda, presidió la presentación a los medios informativos de los trabajos en los 18 yacimientos de la provincia, incluidos dentro del protocolo con el Ministerio de Fomento.
La presidenta de la Diputación subrayó la importancia de los trabajos en estos 18 yacimientos, que permitirán "la recuperación y la puesta en valor de los yacimientos galaico-romanos de la provincia, para transmitir a la sociedad el conocimiento de estos castros y contribuir al desarrollo socioeconómico mediante la promoción turística, a través de una oferta cultural innovadora".
En concreto, Silva aseguró que, a través de esta actuación, podremos "conocer quiénes somos y de dónde venimos, pero también poner en valor nuestro patrimonio y cultura, impulsar la puesta en marcha de una ruta por espacios de la historia galaico-romana a lo largo de la provincia de Pontevedra y promover turísticamente nuestro destino". En este contexto, la presidenta de la Diputación manifestó que "hoy en día existe una importante demanda en el mundo de las visitas de alto valor añadido ligadas al patrimonio y a la cultura, por lo que tenemos que ser capaces de abrirnos al exterior, impulsando el turismo de este tipo y presentando todas nuestras potencialidades en los mercados europeos, para reforzar el crecimiento económico e impulsar el empleo". La presidenta se mostró favorable a la creación de una ruta turística por estos 18 yacimientos que impulse el turismo cultural en nuestra provincia.
Sobre el Castro de Santa Trega Carmela Silva destacó que "es una de las ciudades castrexas más importantes del mundo y el centro neurálgico de la Edad del Hierro, situado, además, en uno de los lugares más hermosos de la península ibérica".
Por su parte, el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, subrayó que esta actuación, que impulsa la Diputación de Pontevedra junto al Ministerio de Fomento, "dará valor añadido a la villa, fomentando el turismo de calidad" y recordó que "en 2015 se registraron 180.000 visitantes que subieron al monte, convirtiéndolo en el segundo lugar más visitado de Galicia tras la Catedral de Santiago, y 55.000 que visitaron el Museo Arqueológico del Monte Santa Trega (MASAT)".
El acto comenzó ofreciendo una visión general del protocolo, firmado entre el Ministerio de Fomento y la institución provincial, para la puesta en valor de los 18 yacimientos galaico-romanos en la provincia de Pontevedra, a cargo del arqueólogo de la Diputación de Pontevedra, Rafael Rodríguez. El arqueólogo, con la proyección de imágenes en vídeo, dio a conocer la situación y el estado de las actuaciones realizadas, centrándose en el caso específico de A Guarda: el yacimiento que más avanzado está de las 18 excavaciones que se están acometiendo en la provincia de Pontevedra. Rodríguez subrayó que, desde que comenzaron las excavaciones, en septiembre de 2015, ya se encontraron más de 40.000 piezas, más de 40 estructuras de uso público y once viviendas, que permiten estimar que el castro estuvo habitado entre el siglo IV a. C. y mediados del siglo I d. C.
A través del protocolo firmado entre la Diputación de Pontevedra y el Ministerio de Fomento la institución provincial está realizando excavaciones en seis castros (Santa Trega, en A Guarda; Castro de Alobre, en Vilagarcía de Arousa; Mercado dos Mouros, en Valga; Facho de Donón, en Cangas; A Lanzada, en Sanxenxo; y Porta de Arcos, en Rodeiro) y labores de limpieza y mantenimiento en otros 12 yacimientos (Adro Vello, en O Grove; Igrexa Vella, en Valga; Monte do Castro, en Ribadumia; A Cabeciña, en Oia; Castro de Troña, en Ponteareas; Castro de Toiriz, en Silleda; Castrolandín, en Cuntis; Alto da Cruz do Castro, en Cotobade; Castro de Penalba, en Campo Lameiro; Castro da Subidá, en Marín; Alto dos Cubos, en Tui; y Coto de Altamira, en As Neves), además de tareas de digitalización, difusión y promoción. Por su parte, el Ministerio se ocupará de la musealización, la señalización, los accesos y, en algunos casos, la restauración.
Las labores de limpieza se van a desarrollar con anterioridad a la intervención del Ministerio de Fomento. Por ello, su programación dependerá de la adjudicación, por parte del Ministerio, del concurso público de ideas para las obras de restauración y musealización de los yacimientos, para el que se presentaron ya 26 empresas.
El acto de presentación de los trabajos que la Diputación de Pontevedra está desarrollando en los 18 yacimientos arqueológicos de la provincia finalizó con el depósito del "Cabezón do Trega" (hallado en las excavaciones realizadas en Santa Trega) en el MASAT y la visita guiada por el barrio Mergelina, a cargo del arqueólogo de la Diputación de Pontevedra.
La Diputación de Pontevedra interviene, durante el año 2016, en la recuperación de 18 yacimientos arqueológicos de la provincia en virtud del protocolo que firmó el 14 de marzo de 2015 con el Ministerio de Fomento para poner en valor el patrimonio galaico-romano.
El protocolo tiene por objetivo la recuperación de los yacimientos galaico-romanos de la provincia, concebidos como un importante instrumento de dinamización socioeconómica, cultural y turística. El programa integral incluye desde labores de limpieza, mantenimiento y excavación hasta actividades de promoción, creación de ambientes museográficos y el registro digital de los yacimientos en 3D.
La Diputación de Pontevedra se encarga pues de las labores de limpieza y de recuperación de los yacimientos; el Ministerio de Fomento, de la restauración, señalización y musealización. Para esta última tarea convocó un concurso público de ideas con jurado y premios.
La recuperación de los yacimientos de la provincia permitirá mejorar la comprensión de la dinámica socioeconómica de Galicia en la antigüedad, así como ofrecer una explicación de la articulación territorial que permanece desde la Edad de Hierro hasta la tardorromana. También contribuirá a la ampliación de la oferta turística, tanto a la desestacionalización como a la captación de nuevos turistas potenciales, especialmente en mercados extranjeros, a través de una oferta cultural innovadora.